Que hacer en un día en el lago inle

En esta entrada te contaremos todo lo interesante que podrás hacer en el Lago Inle para pasar un día lleno de aventura y emoción navegando en una pequeña barca.

RECORRIDO EN BARCA POR EL LAGO INLE

Despertamos en el pueblo de Nyaingshwe con las pilas recargadas .

Nos pusimos en marcha para la misión de buscar un barquero que nos llevase a los lugares que queríamos ir.

El precio después de negociación se quedó en 19.000 Kyats.

En este precio iba incluido la visita a In dein ya que al tener que desviarse nos cobraron un poco más.

Más tarde os contaremos qué tiene de interés In dein, pero antes sigamos con  que hacer en Lago Inle.

Nuestro barquero era un chico joven, muy amable, atento y llevaba dos sillitas de madera, chalecos salvavidas y un paraguas que posteriormente utilizaríamos.

Recomendamos que lleves crema solar para no quemarte la piel.

Que hacer en el lago inle: Ver que ofrece el propio lago

Íbamos en la barca como marqueses los dos solos, sintiendo como el viento chocaba con nuestra piel a la vez que  respirábamos aire fresco y limpiaba nuestros pulmones de la contaminación de la gran ciudad.

Visitar a los pescadores

Nuestra primera parada no podía ser otra que con los “pescadores”, aquellas personas que más que pescadores son acróbatas esperando que a cambio de unas cuantas poses imposibles le dejes alguna que otra propina.

Pescadores
Pescadores en el Lago Inle

Van perfectamente preparados con la ropa típica del país, la red  para pescar, e incluso llevan un pez vivo.

Pescador que ha pescado un pescado
Pescador con pescado

Disfrutamos bastante viéndolos puesto que aunque no son los pescadores tradicionales queda muy bonito estéticamente.

Pescador haciendo acrobacia
Pescador acrobático

A nosotros nos hizo las delicias para tomar unas bonitas fotos y continuar con nuestra travesía.

Más tarde pudimos ver a los reales pescadores, los cuales van remando con los pies y  llevan ropa de andar por casa.

Son mucho menos vistosos que los anteriores, y  además era común ver recolectores de algas en barcas.

Jardines Flotantes

Nuestra segunda parada fue en los jardines flotantes, cuanto menos es interesante ver como aprovechan el lago para cultivar.

Nuestro barquero se acercó a un tomatero y nos dio a probar uno.

Que hacer en Lago Inle, Jardines flotantes
Jardín flotante

El tomate era verde y estaba delicioso!! Todavía puedo sentir el sabor tan puro que tenía.

Casas flotantes

Un poco más tarde llegamos al pueblo de las casas flotantes, nunca antes habíamos visto algo así.

Que hacer en Lago Inle, casas flotantes
Casas flotantes

Casas hechas con bambú que se mantenían por encima del nivel del lago.

Gracias a su estructura que les hacía parecer flotar en el aire.

Podías ver como las familias hacían su colada en el lago o incluso se bañaban, tenían sus propias barcas amarradas en la entrada y como hacían su vida cotidiana.

Día de colada
Haciendo la colada

Que hacer en el lago inle: visitar tendas de artesanía

A nosotros nos pareció bastante interesante las visitas a las tiendas artesanales, puesto que podías ver la fabricación de todo aquello que vendían.

No eran simples tiendas normales, tenían algo especial.

Fábrica de plata

Tocaba bajarse del barco y hacer la primera visita guiada.

Era una tienda artesanal  donde pudimos ver paso a paso como fabricaban una pequeña lámina de plata hasta llegar a convertirlo en una pieza más de la inmensa colección que tenían en la tienda.

Que hacer en el Lago Inle, fábrica de plata
Fábrica de plata

El primer proceso era fundir la plata al rojo vivo para obtener el lingote, posteriormente lo cortaban y adaptaban al tamaño y forma deseada, lo lijaban y listo ¡un anillo más para los mostradores!

Fábrica de tela

Pusimos rumbo de nuevo para hacer la siguiente parada en una fábrica de faldas, pañuelos para el cuello, camisetas y todo lo que se te pueda ocurrir fabricar con un telar, aprovechando las producciones locales de algodón, seda y loto.

Que hacer en el Lago Inle, fábrica tela
Máquina rudamentararia en fábrica de tela

Nada más llegar, hay una persona esperándote para explicarte todo el proceso de elaboración, desde cómo sacar el hilo de un bastoncillo de bambú, los diferentes telares para formar un dibujo u otro hasta llegar al proceso final.

Evidentemente estas maquinarias no van conectadas a la electricidad, sino una persona va moviendo de un lado a otro una manija a la vez que va controlando el proceso con los propios pies para ir creando la prenda

Pueden tardar en crear una prenda desde unas pocas horas o incluso semanas.

Herrería

El siguiente lugar en nuestra aventura, fue una herrería.

Desde que entramos, varios hombres golpeaban con todas sus fuerzas un trozo de metal como si la vida se les fuera en ello, para finalmente convertirlo en una espada o navaja.

El proceso era de calentar el hierro en unas ascuas que tenían encendidas para así poco a poco darle forma a través de los golpes que recibía.

Fábrica de cigarros y puros

El barco nos volvió a parar en una tienda de cigarrillos y puros hechos a mano.

Aunque en Myanmar el mayor consumo de tabaco sea mascado, también realizan su propia tabaco natural y artesanal.

Te explicaban todo el proceso de fabricación.

Para el filtro utilizaban hojas de papel de periódico, para el papel que lo cubre utilizaban hojas, y para el relleno evidentemente tabaco.

Te daban a probar los diferentes sabores que tenían: original, menta, anís con miel y plátano.

Había cuatro mujeres que en todo el tiempo que estuvimos no pararon de liar cigarrillos.

Realizaban unos 70 cigarros por hora, por lo que tardaban menos de un minuto en realizar uno.

Os dejamos un video para que lo veáis con vuestros propios ojos.

Más sitios de interés

Mercado de Nan Pan

Después de nuestra experiencia en la tienda de cigarrillos, nos pusimos en marcha para hacer nuestra siguiente parada.

En este caso se trataba de un mercado flotante, más conocido como  Nan Pan.

Que hacer en el Lago Inle, Mercado flotante
Iván con nuestro barquero

En este mercado podías encontrar desde ropa, puestos de comida callejera, venta de hojas de té al peso y hortalizas en general.

Que hacer en Lago Inle, mercado flotante
Mujer Pa-O en el mercado flotante

Decidimos pasar a la Pagoda Phaung Daw Oo que quedaba en el centro del mercado.

Había muchísimas personas rezando entorno a  cinco “bolas”, las cuales habían tomado el color dorado de la cantidad de láminas de oro que los birmanos habían depositado en ellas.

 Pagoda Phaung Daw Oo
Devotos con láminas de oro

Estas “bolas” no era otra cosa que cinco Budas que se habían deformado  con el paso del tiempo,por la enorme cantidad de laminas doradas adheridas.

Por cierto, a la zona donde se encuentran los Budas no está permitido el acceso a mujeres.

Restaurante flotante

Una vez terminada la visita del mercado paramos a comer en un restaurante flotante, (sí, en el lago inle todo es flotante).

Comida birmana
Comida en el restaurante flotante

Eran pequeñas cabañas individuales que quedaban muy bonitas visualmente.

Decidimos pedir un plato combinado, el cual traía pescado del propio lago y el famoso tomate verde que probamos anteriormente en los jardines flotantes.

In Dein

Ya íbamos terminando casi el recorrido, pero nos desviamos ligeramente para llegar a otro precioso lugar que ya mencionamos antes llamado In dein.

In dein
Pagodas doradas en In dein

No sabemos por qué, pero el barquero nos dejó en tierra un poco antes de nuestro destino, y aunque no era difícil el camino para llegar, no había ninguna señalización que te indicara por donde ir.

El acceso es totalmente gratuito, pero si quieres tomar fotos o vídeos tienes que pagar una tasa de 500 Kyats, y la verdad que merece la pena.

In dein
Esther en In dein

Apenas encontramos turistas en este lugar.

Este sitio, al igual que Kakku, también está lleno de estupas, en  menor cantidad, pero aquí puedes encontrar de diferentes tonalidades: ocres, dorados, color tierra…

In dein
Iván en In dein

Estas estupas datan del S.XVII y S.XVIII.

En estos lugares puedes encontrar la paz interior tan rápidamente…

Tribu Pa Daung

La siguiente visita es totalmente opcional.

Se trata de una visita a un taller de costura donde podrás ver unas mujeres de la tribu Pa Daung, o vulgarmente llamada  la tribu de las mujeres jirafas.

Nos explicaron que hoy en día es opcional si quieren seguir o no con la tradición de llevar los anillos, tradición que en antaño era obligatorio.

Dicha tribu comienza a llevar los anillos a partir de los nueve años, para ir aumentado cada cinco años por cinco anillos más, así hasta un total de veinticinco, incluso llevando tanto en las rodillas como en las muñecas.

Por desgracia, esta práctica se está convirtiendo en un circo en el que no nos hubiera gustado formar parte de ello, pero no fue así, y realizamos esta visita por falta de información previa al respecto.

Puedes ver cómo trabajan tejiendo en sus telares haciendo pañuelos que posteriormente puedes adquirir en la tienda.

Monasterio de los gatos saltarines

La última parada del día  Nga Hoe Chaung o Nga Hpe Kyaung, o más conocido como el monasterio de los gatos saltarines.

Este nombre se debe a que hace unos años los monjes enseñaban a los adorables gatitos a saltar a través de un aro y era todo un espectáculo.

Nga Hoe Chaung o Nga Hpe Kyaung
Monasterio de los gatos saltarines

Pero a día de hoy no os esperéis ver tal show, como mucho te los puedes encontrar acostados en el suelo esperando a que algún turista los acaricie y juegue con ellos.

El monasterio es totalmente de madera, es bonito por dentro y destaca por una gran colección de budas.

De vuelta a Nyaingshwe 

Nuestra intención era por fin ver el atardecer con los pescadores

Para nuestra desgracia tampoco pudo ser puesto que visitando  el monasterio anterior nuestro barquero nos dio el aviso de que iba a empezar a llover en breve y que debíamos irnos, ¡Y vaya si llovió!

Una vez terminada la lluvia salimos a buscar un restaurante.

No pudimos cenar debido a una gran jauría de perros callejeros que nos encontramos en nuestro camino y no nos dejaban avanzar hacia ningún lugar.


Nuestra historia en el Lago Inle fue corta pero muuuy intensa

Parecer que  estás constantemente bajando en pequeñas tiendecitas para que adquieras tus obsequios a precios desorbitados, pero no es así.

Esta experiencia nos marcó puesto que ya hoy en día se ha perdido toda esencia de lo hecho a mano.

Todo va controlado bajo grandes industrias que producen en masa para que consumamos sin parar enseres  que no necesitamos.

Ellos producen para poder sobrevivir, para poder comer y vivir lo más cómodamente dentro de sus posibilidades.

Puedes notar sus expresiones de inocencia y de bondad en  las personas que viven ahí, y eso es lo que hace especial este país.

También puedes ampliar información de que hacer en el Lago Inle en nuestro post de kakku.

Si tienes cualquier pregunta no dudes en dejar un comentario más abajo!

Nos vemos en el próximo post de pasaporte a la tierra!

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte!

Write A Comment

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial

Te gusta nuestro blog? Comparte! :)