BAGAN Y TODOS SUS TEMPLOS

Después de nuestra visita a los templos de Bagan marcará un antes y un después en nuestras vidas, pero esto lo contaremos a su debido momento.

Llegamos al aeropuerto temprano. En la terminal, siendo esto habitual en todos los aeropuertos del país, nos esperaba un pequeño puesto de inmigración donde nos comprobaban los pasaportes.

ZONA ARQUEOLÓGICA DE BAGÁN

Recogimos nuestras maletas, y al atravesar la puerta de salidas  había  personal de turismo esperándonos para que pagáramos un impuesto por entrar a la zona arqueológica de Bagan, siendo este impuesto sólo aplicable a turistas.

En 2017 ascendía a 25.000 Kyats o 20$, lo que viene siendo unos 14’15€.

Una vez pagado, te dan un ticket que tendrás que enseñar más adelante para visitar los templos más concurridos de Bagan y también cuando decidas salir de la ciudad. En los dos atardeceres nos lo pidieron.

Este ticket es válido sólo para cinco días, no lo perdáis y conservarlo durante todo vuestro viaje por la zona.

Según tengo entendido, se están poniendo más estrictos con respecto a los tickets, por lo que si no lo tienes te perseguirán un poco hasta comprobar que lo compraste al llegar.

Ya adquiridos nuestros tickets y al salir del aeropuerto, ocurrió exactamente lo mismo que en Yangón.

 Un grupo de taxistas se abalanzaron sobre nosotros, siendo el primero con un precio mucho más elevado que el segundo. Finalmente nos costó el taxi 7$ hasta nuestro hotel.

Old Bagan, New Bagan y Nyaung-u

En Bagan puedes quedarte en tres zonas totalmente diferentes: Old Bagan, New Bagan y Nyaung-U.

Nosotros nos quedamos en la zona de New Bagan por ofrecer más servicios, pero la mayoría de los templos se encuentran en Old Bagan.

Old Bagan, New Bagan, Nyaung-u
Zonas de Bagan

Este sagrado recinto cuanta con unos 4000 templos distribuidos en un area de 40 km2, por lo que para moverte por todo esta zona hay principalmente tres opciones: alquilar una bicicleta, un carruaje de caballos o una e-bike.

Por las altas temperaturas que hacía y la comodidad, nosotros nos decantamos por alquilar una e-bike, y tras nuestra experiencia nos pareció la más recomendable.

Dejamos nuestras maletas en el hotel, y después de preguntar en varios puestos que había en una de las calles principales, conseguimos alquilarla por 8.000 kyats lo que viene siendo unos 4`50€ por tener la moto hasta las 7 de la tarde.

Comienza la aventura por los templos de Bagan

Nos poníamos en marcha para visitar los templos de Bagan, no os podéis hacer una idea  lo que disfrutamos los 2 subidos a esta pequeña moto eléctrica, adrenalina a flor de piel.

Los caminos son en ocasiones confusos y no hay apenas indicaciones, pero qué más da, allá por donde mires todo es alucinante. Es muy recomendable llevar un mapa con los sitios más interesantes marcados y trazar tus propias rutas.

Pero también te recomendamos perderte entre la gran explanada de templos para sentir la magia de Bagan recorriendo tus venas y olvidarte un poco de lo demás. 

No hay ni que decir que en todos los templos hay que dejar los zapatos en la entrada, por lo que está totalmente prohibido entrar con calzados. Hay que respetar las culturas allá por donde viajes.

Templo Ananda

Para que veáis nuestra e-bike os dejamos  una foto en el primer templo que visitamos, el templo Ananda.

e-bike, Ananda Temple
Iván en templo Ananda

Aparcamos nuestra moto y una señora se acercó  a nosotros, empezó a preguntarnos nuestra procedencia, cuantos días íbamos a pasar en Myanmar…

En ese mismo momento Iván se quedó con su marido mientras le enseñaba los lienzos que tenía dibujados con arena y comenzó a ponerme tanaka en la cara haciéndome un pequeño dibujo en forma de hoja.

Nos despedimos de la señora y seguimos hacia el templo.

Exterior

El templo Ananda fue parcialmente destruido debido a un terremoto, pero en el año 1979 fue reconstruido.

Es bastante diferente con respecto a otros templos, pues muchos de ellos son de ladrillo visto, pero este es pintado de blanco y con una gran aguja dorada.

Interior  

Se puede visitar por dentro, es presidido por cuatro grandes budas dorados de 9’5 metros, los cuales dos son originales (los de la entrada norte y sur)  y otros dos son réplicas.

Interior Templo Ananda Bagán
Uno de los cuatro Budas que preside el templo Ananda

Justo debajo de estos cuatro budas puedes encontrarte otros de tamaño más pequeños en una posición sentada.

A la entrada del templo, por una pequeña donación, puedes adquirir pan de oro para poder pegarla junto a las miles de láminas que ya se encuentran adheridas a los budas pequeños, esto crea que la figura se vaya deformando con el paso del tiempo.

Aquí os dejamos una foto mía con Tanaka en la cara y el buda lleno de pan de oro.

Buda con pan de oro
Buda con pan de oro

Y aquí de la lámina de oro.

Pan de oro
Lámina de pan de oro

Este es uno de los pocos templos que podrás ver iluminado por la noche.

En el exterior encontrarás puestos de frutas peladas, a las cuales les añaden especias picantes y lima que le da un sabor muy rico y te lo sirven en bolsita.

 

 

 

Mujeres vendiendo fruta
Fruta con limón y picante

Templo Dhammayangyi

Nuestra siguiente visita fue al templo dhammayangyi.

Este templo es de ladrillo visto como en general, pero es mucho más grande que la mayoría.

Templos de Bagan, Dhammayangyi.
Templo Dhammayangyi.

Al igual que el templo anterior, este también se puede visitar por dentro, y cuanta exactamente con la misma estructura, ambos tienen cuatro capillas que forman una cruz.

En su interior podrás ver murales y frescos así como decenas de budas como es habitual en la mayoría de templos.

Templo SUlamani

Seguimos con nuestra ruta por los templos, hasta que llegamos a otros de los más importantes el templo Sulamani.

Templos de Bagán, Sulamani
Templo Sulamani

En 2017 lo estaban remodelando, por lo que no lo pudimos ver con su puntiaguda torre.

Las paredes interiores contienen frescos y en este templo están mejor conservados que en el anterior.

Templos de Bagán, Sulamani
Interior Templo Sulamani

Es uno de los más populares, por lo que aconsejamos que se visiten a primera hora de la mañana para evitar un gran número de visitantes.

Nos perdimos unas cuantas veces en la búsqueda de los templos de Bagan que teníamos en nuestra lista, pero creo que eso es parte de la experiencia, perderte por miles de caminos de arena y ver hacia donde llegan.

En los caminos es muy común encontrarte puestos callejeros vendiendo marionetas mientras que birmanos y turistas nos quedamos embobados viéndolas.

Marionetas
Puesto de marionetas

O simplemente a un pastor guiando a su rebaño de vacas.

Rebaño de vacas
Pastora con ganado
Ganado cerca de Templos de Bagán
Rebaño de vacas cerca de los templos

De esta manera poco a poco vas descubriendo el alma de Bagan, su riqueza, sus costumbres, el universo que forma.

Templo Gaw Daw Palin

Desde lejos 

Y es entonces cuando te encuentras en uno de esos templos que son preciosos y que te dejan vistas tales como estas…

Templos de Bagan, Gaw Daw Palin
Templo Gaw Daw Palin

Podrás divisarlo desde lejos cuando vayas conduciendo tu e-bike, porque este templo es uno de los templos más altos de Bagan.

Estábamos observando las vistas a Gaw Daw Palin desde lo alto de un templo, y fue entonces cuando nos encontramos a unos niños que tendrían entre 4 a 8 años.

Estos niños empezaron a ser muy amables con nosotros, nos intentaban vender sus dibujos de los templos, pero sinceramente a saber si esos dibujos habían sido realizados por ellos o por un mayor.

Por desgracia podías ver que esos niños ya estaban corrompidos por un adulto y habían perdido cualquier ápice de inocencia.

Desde cerca

Decidimos bajar de este templo para poder ver Gaw Daw Palin desde abajo.

Templos de Bagan,Gaw Daw Palin
Entrada principal Gaw Daw Palin

Se sitúa junto al templo Ananda y es bastante fácil de ver pues es bastante grande.

Un poco antes de entrar al templo puedes encontrar puestos con zumos de frutas naturales  que están buenísimos, pero siempre hay que tener en cuenta el agua que le ponen al zumo, aconsejamos altamente que esté embotellada.

Nosotros nos pedimos dos deliciosos zumos, uno de mandarina y otro de fruta del dragón.

Templos perdidos de Bagan

En otro templo remoto nos encontramos a una anciana que a saber las horas que llevaba expuesta al sol ansiosa de que llegara algún turista perdido como nosotros.

Esta señora se dedicaba a mostrar el templo por dentro con una linterna, y te explicaba con un humilde inglés la historia de las pinturas que contenía en su interior.

Finalmente te llevaba hacia la azotea del mismo para enseñarte las vistas y al final del trayecto pedirte una pequeña limosna, bien merecida.

Estas son las vistas que se divisaban desde este pequeño templo.

Templos perdidos de Bagan
Templo perdido

Templo Thatbyinnyu 

Entre pequeños templos y pagodas, que íbamos dejando por el camino, llegamos a Templo Thatbyinnyu.

templos Bagan, Thatbyinnyu
Templo Thatbyinnyu

Este templo también se ilumina de noche al igual que el Ananda.

Intentamos subir a la segunda planta de este templo, pero nos indicaron que muchos templos quedaban cerrados a turistas, y este es uno de ellos.

Bu Paya

Fue aquí donde decidimos ir hacia el río que pasa por esta zona arqueológica, llamado río Iradawi y visitar la Pagoda Bu paya.

Templosde Bagan, Bu paya
Bu paya

Desde este punto podrás observar las pequeñas embarcaciones que se encuentran estacionadas junto con alguna tienda de conveniencia.

río Iradawi
Río Iradawi, vistas desde Bu paya

La Pagoda Bu paya ha sido totalmente reconstruida después del terremoto de 1975, pero ha tenido controversia debido a que la anterior era mucho más austera y en cambio la nueva la han pintado totalmente con el color dorado que tanto se puede divisar por todas las zonas sagradas del país.

Y fue aquí donde sucedió el amor a primera vista. Una pequeña niña de apenas 6 años que iba con su mamá no nos quitaba tímidamente el ojo de encima.

Daba igual lo que hiciéramos, nos observaba constantemente y nos sonreía y es por eso que ni cortos ni perezosos decidimos hacernos con ella esta mágica foto.

Amiga birmana
Nueva amiga birmana

Nos despedimos de ella y su mamá y seguimos paseando por la zona

Ya llevábamos varios días en el país y aún no nos sentíamos parte de ellos, y es por eso que en este punto del viaje Iván decidió hacerse  con un longyi o lungui.

Donde ver el atardecer en Bagan

Pronto empezaría el crepúsculo, por lo que teníamos que decidir qué templo nos brindaría las vistas de nuestro primer atardecer en Bagan.

Habíamos leído algunas recomendaciones de donde ver el atardecer y amanecer.

La mayoría recomendaban la pagoda Shwesandaw, la pagoda Buledi  o la pagoda Pyathada  entre otras.

Pagoda Pyathada

Intentamos ir a la última de ellas  pero al llegar nos contaron que la parte superior llevaba algún tiempo cerrada debido a que la masificación de turistas estaba haciendo estragos en la pagoda.

Templos de Bagan, Pyathada
Pagoda Pyathada

Pagoda Shwesandaw

Finalmente nos decantamos por ir a la pagoda Shwesandaw, que a pesar de leer que era una de las más turísticas también tiene una de las mejores vistas.

Si quieres ir a la pagoda Shwesandaw  te recomendamos ir con bastante antelación, especialmente si quieres pillar buen sitio para hacer una preciosa panorámica puesto que se llena de viajeros.

Pierde un poco el encanto que estés rodeado de tanta gente.

Comenzaba a atardecer y disfrutamos de unas preciosas vistas tales como estas.

Vistas desde Shwesandaw Paya
Atardecer desde la pagoda Shwesandaw

El cielo estaba un poco nublado por lo que no pudimos ver el color con la intensidad rojizo-amarillento que tanto predomina en las fotos de las revistas de viajes.

Atardecer desde Shwesandaw Paya
Vistas desde la pagoda Shwesandaw

Veíamos como el sol iba escondiéndose para dejar paso a las estrellas y poco a poco se comenzaba a ver como algunos templos iban oscureciendo mientras que otros comenzaban a encender sus luces.

Para bajar de la pagoda Shwesandaw  tuvimos que esperar un poco a que nos tocara el turno puesto que todos los que estábamos allí comenzamos a descender a la misma vez.

Ya se había hecho de noche y teníamos que volver a dejar la e-bike y buscar un sitio para cenar.

Las carreterillas secundarias no estaban iluminadas por lo que aconsejamos que al contratar tu motocicleta revises las luces, sino estás perdido.

Cena en New Bagan

Tras pasear un poco por New Bagan llegamos a un restaurante que nos llamó la atención, el 7 sisters. Parecía bastante tradicional por lo que decidimos cenar ahí.

Tienen cocina adaptada para todos los gustos, desde cocina china, tailandesa, birmana, pasando por mediterránea. Nos descantamos por probar ensalada de hojas de té, noodles con pollo, arroz frito…

La comida estaba muy buena y no era nada cara. El precio del plato rondaba desde los 2€ hasta los 8€.

Las porciones eran bastante generosas y comimos hasta no poder más.

Se encuentra situada en 79 Nwe Ni Street, Nuevo Bagan y abre todos los días de 8 a.m a 10 p.m.

Dimos un pequeño rodeo hasta llegar al hotel para bajar la comida y nada más llegar caímos redondos a los brazos de Morfeo.

Al día siguiente tendríamos que levantarnos muy temprano para ver el único amanecer que pasaríamos en Bagan, por lo que teníamos que estar bien descansados para el día de aventura que nos esperaba.

Y con esto damos finalizado nuestro primer día por esta hermosa ciudad, pero aún nos quedaban muchas más aventuras que te contaremos en nuestra siguiente entrada.

Seguir leyendo…

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte!

Write A Comment

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial

Te gusta nuestro blog? Comparte! :)