Castilla y León

Castilla y León es una comunidad autónoma de España situada en el centro del país y conocida por su vasta extensión geográfica y su riqueza histórica y cultural.

Castilla y León limita al sur con Castilla-La Mancha, Madrid y Extremadura, al norte con Asturias, Cantabria, País Vasco y La Rioja, al este con Aragón y al oeste con Portugal y Galicia.

Está compuesta por nueve provincias: Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora.

El turismo en la región de Castilla y León ofrece una amplia variedad de opciones, incluyendo ciudades medievales y pueblos con encanto, las Hoces del Río Duratón, las Médulas o  las Rutas del Vino, destacando especialmente en la región de Ribera del Duero y la Denominación de Origen de Rueda.

Ávila

Ávila capital es famosa por sus impresionantes murallas medievales, que rodean el casco antiguo y son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La Catedral de Ávila, con su impresionante arquitectura gótica, es otro punto de interés destacado.

Los Pueblos más bonitos de la Provincia de Ávila son:

Arenas de San Pedro: Con su imponente Castillo de la Triste Condesa. Madrigal de las Altas Torres: Cuna de Isabel la Católica, con un impresionante conjunto monumental. Pedraza: Un pueblo medieval perfectamente conservado, famoso por su plaza porticada.

Entre los parajes naturales más imponentes de la provincia de Ávila cuenta con hermosos parajes naturales, como la Sierra de Gredos, con sus imponentes picos y valles glaciares. El Valle del Tiétar ofrece paisajes de gran belleza, ideales para practicar senderismo y actividades al aire libre.

Burgos

Burgos, la capital de la provincia homónima, es una ciudad rica en historia y patrimonio. Su imponente Catedral de Santa María, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es uno de los ejemplos más destacados del gótico español. Además, el Monasterio de las Huelgas Reales y el Arco de Santa María son lugares emblemáticos que reflejan la grandeza de su pasado.

Los pueblos más bonitos de la provincia de Burgos incluyen:

Lerma: Destaca por su impresionante Plaza Mayor y su castillo renacentista. Covarrubias: Un encantador pueblo medieval con calles empedradas y casas de entramado de madera. Frías: Conocido como «la Villa de las Siete Puertas», destaca por su castillo medieval y su puente románico sobre el río Ebro. Poza de la Sal: Pueblo con encanto medieval, famoso por sus salinas y su casco histórico bien conservado. Santo Domingo de Silos: Reconocido por su monasterio benedictino, famoso por sus cantos gregorianos y su claustro románico.

En cuanto a los parajes naturales de la provincia de Burgos, destacan:

Las Hoces del Alto Ebro y Rudrón: Cañones fluviales espectaculares con impresionantes formaciones rocosas y una rica biodiversidad. El Parque Natural de las Lagunas de Neila: Un paisaje de lagunas glaciares rodeadas de bosques de pinos y hayas, ideal para practicar senderismo y observación de aves. El Cañón del Río Lobos: Un desfiladero profundo con cuevas y formaciones rocosas escarpadas, hogar de una gran variedad de aves rapaces.

Segovia

Segovia capital es conocida por su emblemático Acueducto romano, uno de los más impresionantes del mundo, así como por su Alcázar, una fortaleza que parece sacada de un cuento de hadas, y su imponente Catedral gótica.

Entre los pueblos más bonitos de la provincia de Segovia se encuentran Pedraza, un pueblo medieval perfectamente conservado, famoso por su plaza porticada y su castillo; Sepúlveda, ubicado en un impresionante desfiladero con calles empedradas y casas de piedra; Riaza, conocido por su arquitectura tradicional de la Sierra de Ayllón y su Plaza Mayor porticada; y La Granja de San Ildefonso, famosa por su Palacio Real y sus hermosos jardines, que son una obra maestra del paisajismo.

Entre los parajes naturales más destacados de la provincia de Burgos se encuentran la Sierra de Guadarrama, un espectacular macizo montañoso con numerosas rutas de senderismo y vistas panorámicas impresionantes; las Hoces del Río Duratón, un paraje natural protegido con imponentes cañones y una importante colonia de buitres leonados; el Hayedo de la Pedrosa, un bosque de hayas de gran belleza, especialmente durante el otoño; y el Parque Natural de las Hoces del Río Riaza, un entorno natural de gran valor ecológico y paisajístico ideal para la práctica de actividades al aire libre como el senderismo y el piragüismo.

que-hacer-en-segovia
Catedral de Segovia

Soria

En la capital, Soria, se destacan la Iglesia de Santo Domingo, con su impresionante portada románica, y el Palacio de los Condes de Gómara, una muestra de la arquitectura renacentista.

Entre los pueblos más bonitos de la provincia de Soria se encuentran El Burgo de Osma, con su catedral gótica y su casco antiguo lleno de encanto; Calatañazor, un pueblo medieval en lo alto de un cerro, con ruinas de un castillo y vistas panorámicas impresionantes; Vinuesa, cerca del Parque Natural de la Laguna Negra y los Circos Glaciares de Urbión; y Medinaceli, con su arco romano y su castillo árabe, cargado de historia y belleza arquitectónica.

Entre los parajes naturales más destacados de la provincia se encuentran el Cañón del Río Lobos, un impresionante desfiladero con paisajes rocosos y cuevas; la Laguna Negra, un lago glaciar rodeado de bosques de pino y famoso por su belleza y leyenda; el Parque Natural de la Sierra de Urbión, ideal para senderismo y vistas panorámicas; y La Fuentona, un manantial que forma un hermoso lago de aguas cristalinas en un entorno natural.

Estos lugares, tanto en la capital como en los pueblos y parajes naturales de la provincia de Soria, ofrecen una combinación única de historia, cultura y naturaleza para disfrutar durante una visita.

León

La capital León es una ciudad con una rica historia y arquitectura impresionante. Destacan la Catedral de León, un magnífico ejemplo del gótico español con impresionantes vidrieras, y la Basílica de San Isidoro, con su Panteón Real y su museo de arte románico.

Entre los pueblos más bonitos de la provincia de León se encuentran Astorga, conocida por su catedral y su palacio episcopal diseñado por Gaudí; Ponferrada, con su imponente Castillo de los Templarios y su casco antiguo medieval; Villafranca del Bierzo, famosa por su patrimonio histórico y su riqueza gastronómica; y Castrillo de los Polvazares, un pueblo medieval con casas de piedra y calles empedradas, que conserva su encanto tradicional.

Entre los parajes naturales más destacados de la provincia se encuentran los Picos de Europa, un espectacular macizo montañoso con impresionantes paisajes y rutas de senderismo; Las Médulas, antiguas minas de oro romanas que hoy en día forman un paisaje único y espectacular; el Parque Nacional de los Ancares Leoneses, una reserva de la biosfera con una gran diversidad de flora y fauna; y el Valle de Laciana, un valle glacial con hermosos paisajes y pueblos tradicionales de montaña.

Estos lugares, tanto en la capital como en los pueblos y parajes naturales de la provincia de León, ofrecen una combinación única de historia, cultura y naturaleza para disfrutar durante una visita.

Salamanca

La capital Salamanca es una ciudad llena de historia y belleza arquitectónica. Destacan la Universidad de Salamanca, una de las más antiguas de Europa, con su famosa fachada plateresca; la Plaza Mayor, considerada una de las más bonitas de España; y la Casa de las Conchas, un edificio decorado con conchas y sede de una biblioteca pública.

Entre los pueblos más bonitos de la provincia de Salamanca se encuentran La Alberca, un pueblo medieval declarado conjunto histórico-artístico, con casas de piedra y calles empedradas; Ciudad Rodrigo, con su muralla medieval y su impresionante catedral gótica; Ledesma, un pueblo amurallado con un impresionante casco antiguo y vistas panorámicas del río Tormes; y Mogarraz, famoso por su proyecto artístico de retratos en las fachadas de las casas.

Entre los parajes naturales más destacados de la provincia de Salamanca se encuentran las Arribes del Duero, cañones fluviales impresionantes que forman la frontera natural con Portugal y ofrecen paisajes espectaculares; la Sierra de Francia, una cadena montañosa con pueblos pintorescos y bosques de castaños y robles; el Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, un área protegida con cuevas y formaciones rocosas únicas; y la Sierra de Béjar, un macizo montañoso con picos nevados en invierno y senderos para practicar senderismo y montañismo.

Estos lugares, tanto en la capital como en los pueblos y parajes naturales de la provincia de Salamanca, ofrecen una combinación única de historia, cultura y naturaleza para disfrutar durante una visita.

Zamora

La capital, Zamora, es conocida por su impresionante conjunto de iglesias románicas, que le han valido el sobrenombre de «la Ciudad del Románico». Destacan la Catedral de Zamora, con su cúpula bizantina, y el Castillo de Zamora, un símbolo de la ciudad y ejemplo de arquitectura militar.

Entre los pueblos más bonitos de la provincia de Zamora se encuentran Puebla de Sanabria, un pueblo medieval con un castillo imponente y un casco antiguo bien conservado; Fermoselle, situado en lo alto de un acantilado y con vistas panorámicas del Duero; Toro, con su impresionante colegiata y sus bodegas subterráneas; y Almeida de Sayago, un pueblo amurallado con un rico patrimonio histórico y cultural.

Entre los parajes naturales más destacados de la provincia de Zamora se encuentran el Parque Natural del Lago de Sanabria, el mayor lago de origen glaciar de la península ibérica, rodeado de bosques de robles y encinas; el Parque Natural de Arribes del Duero, con espectaculares cañones fluviales y una gran diversidad de flora y fauna; las Lagunas de Villafáfila, una reserva natural que alberga una importante población de aves acuáticas y esteparias; y el Parque Natural de Montesinho, en la frontera con Portugal, con paisajes de montaña y pueblos tradicionales.

Estos lugares, tanto en la capital como en los pueblos y parajes naturales de la provincia de Zamora, ofrecen una combinación única de historia, cultura y naturaleza para disfrutar durante una visita.

Palencia

La capital, Palencia, es una ciudad con un importante patrimonio histórico y arquitectónico. Destacan la Catedral de San Antolín, un magnífico ejemplo del gótico español, y la Iglesia de San Miguel, con su impresionante torre románica.

Entre los pueblos más bonitos de la provincia de Palencia se encuentran Frómista, un pueblo medieval con una importante iglesia románica en el Camino de Santiago; Carrión de los Condes, también en el Camino de Santiago, con un impresionante conjunto monumental y un importante pasado histórico; Aguilar de Campoo, con su castillo medieval y su impresionante monasterio románico de Santa María la Real; y Cervera de Pisuerga, un pueblo rodeado de naturaleza con un impresionante embalse y numerosas rutas de senderismo.

Entre los parajes naturales más destacados de la provincia de Palencia se encuentran la Montaña Palentina, una zona montañosa con espectaculares paisajes, lagos glaciares y bosques de hayas y robles; el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina, con impresionantes cascadas y cañones; el Cañón de la Horadada, un desfiladero tallado por el río Pisuerga; y el Parque Natural de las Tuerces, un paisaje kárstico único con formaciones rocosas espectaculares.

Valladolid

La capital Valladolid es una ciudad llena de encanto y con una rica historia. Destacan la Plaza Mayor, una de las más grandes y elegantes de España, y la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, con su impresionante fachada renacentista y su retablo mayor.

Entre los pueblos más bonitos de la provincia de Valladolid se encuentran Peñafiel, conocido por su impresionante castillo y sus bodegas subterráneas; Tordesillas, con su importante pasado histórico y su puente medieval sobre el río Duero; Medina del Campo, con su impresionante castillo y su Plaza Mayor porticada; y Urueña, una villa amurallada declarada conjunto histórico-artístico, conocida como la «Villa del Libro».

Entre los parajes naturales más destacados de la provincia se encuentran la Reserva Natural Riberas de Castronuño-Vega del Duero, un espacio protegido que alberga una gran diversidad de aves acuáticas y una gran riqueza de flora y fauna; el Canal de Castilla, una impresionante obra de ingeniería hidráulica del siglo XVIII con hermosos paisajes y numerosas rutas de senderismo y ciclismo; y la Ribera del Duero, una comarca vinícola con espectaculares paisajes de viñedos y numerosas bodegas donde degustar los vinos de la denominación de origen.

Todos nuestros artículos sobre Castilla y León

Scroll al inicio