NUESTRO RECORRIDO PARA VER BAGAN, AMANECER Y ATARDECER

Continúa nuestra  aventura… era el segundo día en nuestra ruta para ver Bagan y  sus templos , e iniciamos el día muy temprano para disfrutar la estampa del amanecer, desde un templo con vistas maravilllosas.

ZONA ARQUEOLÓGICA DE BAGAN

Nos despertamos a las 3 de la madrugada,para no perder un ápice del crepúsculo vespertino y matutino, comenzando a partir de  las 4:46 a.m.

A esas horas las empresas de alquiler de  e-bikes están cerradas, por lo que acordamos la noche anterior con el hotel que ese día utilizaríamos las suyas.

Ponemos rumbo hacia el templo que Iván había decidido para ver el amanecer y no encontramos prácticamente a nadie.

Era un templo muy bien situado para ver el amanacer  y de una belleza increible y perfecta, donde la banda sonora era el sonido de las chicharras, con una conexión absoluta con la naturaleza, el cielo estrellado y el entorno monumentístico que forma la increible esplanada de templos en Bagan.

Donde ver el amanecer

Optamos por disfrutar de las vistas del amanecer en el Templo Shwegugyi , y este templo lo tendremos en nuestra memoria para el resto de nuestros días.

Templo Shwegugyi

Una vez allí empezamos a explorar el interior templo

Tenía dos plantas:

– En la planta inferior se encontraba un hermoso Buda al cual no se podía acceder, pues estaba vallado.

– En la planta superior se encontraban las vistas más asombrosas que nunca tuvimos antes. Podíamos reconocer dos de los templos que habíamos visitado el día anterior, el maravilloso Templo Ananda , que se podía divisar iluminado desde lejos, y desde otro costado el Templo Thatbyinnyu , que se encontraba mucho más cerca.

Igualmente se podían ver decenas de pagodas y templos, formando una composisción armoniosa para disfrute de nuestra retina.

ver el amanecer en Bagan
Vistas al Templo Ananda desde el templo Shwegugyi

Y con estas mágicas vistas, justo en el instante que los rayos de sol empezaron a aparecer por detrás de los sagrados templos, Iván se arrodilló y me hizo la pregunta más importante con la respuesta menos indudable de todas,  ¿te quieres casar conmigo?

ver el amanecer en Bagan
¡Sí quiero!

Entre llantos de emoción, nervios, besos y abrazos, ¡se nos olvidó que estaba amaneciendo!

Por lo que cogidos de la mano divisamos estas vistazas.

Ver amanecer en Bagan
Vistas desde el templo Shwegugyi

Una vez terminado el amanecer seguimos recorriendo la planta superior de templo desde otras perspectivas, y a donde quiera que mirásemos todo era precioso.

ver amanecer en Bagan
Vistas desde el templo Shwegugyi
Vistas desde el templo Shwegugyi
Pagodas y templos cercanos
ver amanecer en Bagan
Vistas desde el templo Shwegugyi

Nos despedimos de nuestro templo Shwegugyi, y nos dirigimos hacia algo totalmente diferente.

Otras visitas de interés

Ambos están en el mismo recinto y quedan más cerca del pueblo de Nyaung-U.

A nuestra llegada, un lugareño vino a darnos la bienvenida con su característico mingalaba.

Templo de la cueva

Comenzó a enseñarnos el templo de la cueva donde había unos impresionantes frescos originales que posiblemente sean los de mayor antigüedad para ver en Bagan y los más espectaculares que vimos sin duda.

Estos frescos estaban divididos en tres partes: por una parte a Buda de bebé, junto con su madre que lo sostenía y su abuela, la segunda parte era Buda como adulto, y por último a Buda reencarnado.

No os podemos enseñar ninguna foto con los frescos puesto que estaban prohibidas, pero este es el exterior del templo.

Templo de la cueva
Templo de la cueva

Monasterio Kyat Kan

Posteriormente nos dirigimos hacia el monasterio Kyat Kan, siendo la mayor parte de este construido con arena, dándole un estilo único.

Pudimos ver cómo vivían los monjes, pequeñas habitaciones con sólo lo indispensable para vivir.

El estilo de vida que llevan brilla por su sencillez,  sólo realizan dos comidas al día, siendo estas desayuno y almuerzo. Viven en auténtica austeridad.

También pudimos ver unas pizarras donde venían  apuntadas las donaciones que se habían realizado en los últimos tiempos para la conservación del monasterio.

Antes de despedirnos de nuestro nuevo amigo pasamos por su pequeño puesto donde nos enseñó unas cajas de bambú talladas a mano que habían realizado su familia. En forma de agradecimiento adquirimos una por 9.000 Kyats (5’15€).

Grupo de templos para ver cerca de Bagan

Al salir del monasterio en dirección a nuestro siguiente destino hay dos conjuntos de pagodas muy interesantes, por una parte el Grupo de Templos Winido y  el Grupo de templos Payathonzu.

Zona de Nyaung-u

No iba a ser todo el rato visita de templos, por lo que nuestra siguiente parada será en dos lugares totalmente diferentes, por una parte visitaremos la rústica aldea de Minnanthu y el característico Mercado de Nyaung-u.

Aldea de Minnanthu

Al llegar a la aldea de Minnanthu   nuestra impresión fue la de un lugar muy primitiva, donde los habitantes realizaban tareas artesanales, con animales en mitad de la calle, casas hechas de bambú y tejados de paja.

ver aldea Minnanthu Bagan
Casas en el aldea Minnanthu

No había mucha gente en el pueblo, a excepción de varias chicas que estaban a nuestra espera para ofrecernos la visita guiada a sus casas.

Ya que no podíamos verlas por nosotros mismos accedimos a conocer mejor la aldea y las costumbres de su gente, con una simpática joven que quería enseñarnos la casa de su abuela.

En la casa pudimos ver las máquinas que tienen para cortar el pasto para los animales.

ver aldea Minnanthu Bagan
Cortando el pasto para los animales
ver aldea Minnanthu Bagan
Fabricación de hilo

Como hacían el hilo del algodón para utilizarlo posteriormente en los telares para hacer sus propias prendas de vestir.

Y como hacían absolutamente todo el proceso de la fabricación del tabaco, desde las boquillas, las hojas de tabaco…

También nos enseñó el interior de su casa, para luego tratar de vendernos alguno de los productos que habías visto anteriormente su fabricación.

Recomendamos que sino queréis comprar ninguno de sus artículos, al menos le deis una pequeña propina en forma de agradecimiento, lo que para nosotros no significa nada para ellos puedo ser mucho.

Una vez terminada la visita nos acompañó a nuestra moto y nos despedimos nuestra encantadora guía.

Mercado de Nyaung-U

Tocaba visitar el mercado de Nyaung-U, sin duda singular donde los haya.

En este mercado es donde los locales compran productos frescos que difícilmente podríamos encontrar en nuestros supermercados.

Era un lugar bastante original y no vimos prácticamente turistas.

De los pasillos del mercado hablaría mejor nuestro sentido del olfato. Se podía oler la frescura de las hortalizas, el picante de las especias, el pescado deshidratado o algo que vendían de forma parecida al yeso, que a pesar de preguntar lo que era no nos enteramos muy bien, pero sólo decir que el olor era muy intenso.

Nuestro primer consejo en este mercado es que tengáis en cuenta donde dejáis vuestro vehículo, especialmente si es una motocicleta como la nuestra. Había centenares de ellas apelotonadas alrededor del mercado, a la vuelta nos encontró un poco encontrarla.

Y nuestro segundo consejo es que sigas un orden al estar dentro del mercado, puede llegar a ser laberíntico, no es que sea inmenso, sino que los pasillos no siguen orden alguno.

Seguimos con la ruta de los templos

Cerca de este mercado tan único queda una de las pagodas más bellas que quedan por la zona, no es otro que la Pagoda Shwezigon.

Pagoda Shwezigon

La pagoda Shwezigon es de visita obligada, es un estilo completamente diferente a lo que estábamos viendo hasta el momento en Bagan.

Su arquitectura es asombrosa, es algo más parecida a la de Yangón. Contiene una gran estupa circular dorada, rodeada de templos y santuarios.

Si tienes suerte puedes encontrar a más de un monje paseando.

Pagoda Shwezigon
Monjes paseando en la pagoda Shwezigon

Esta pagoda tampoco es muy popular entre los turistas puesto que no vimos prácticamente a ninguno.

Pagoda Shwezigon
Birmana paseando por la pagoda Shwezigon

Una vez fuera puedes encontrar puestos callejeros donde comprar ropa, algún objeto religioso u objetos de artesanía hechos a mano.

Zorros voladores

Entre el mercado y esta pagoda hay una zona donde se pueden ver colgados de los árboles zorros voladores.

Zorros voladores colgando del árbol
Zorros voladores

No son muy fáciles de encontrar, pero quedan cerca de la zona de la playa del pueblo de Nyaung-u.

Decidimos poner rumbo por la carretera de Bagan Nyaung U,  para visitar alguno de los templos que aún nos quedaban por visitar.

Por la carretera encontramos muchos restaurantes y numerosas tiendas de figuras talladas en mármol.

Templo Htilominlo

Empezamos a notar que nuestro e-bike fallaba, por lo que decidimos hacer una parada en Templo Htilominlo , y nos dimos cuenta que nos estábamos quedando sin batería

La mala suerte es que al igual que nuestra motocicleta, nuestra cámara también se quedó sin batería y no pudimos hacer ninguna foto a este templo.

Templo Htilominlo  es de ladrillo rojo, consta de tres plantas y mide 46 metros por lo que lo volvimos a ver al atardecer desde lo alto de la Pagoda Buledi .

Fue construido en 1218 por el rey que le dio nombre al templo.

De vuelta a New Bagan

Una vez pasado Old Bagan, y a la altura del Templo Gubyaukgyi , nos quedamos totalmente sin batería.

No pasaron ni 2 minutos cuando un simpático joven se paró a nuestro auxilio.

Nos contó que era un estudiante de la universidad de Mandalay y que había vuelto a su pueblo para visitar a su familia.

Nos llamó inmediatamente al número de teléfono que aparecía en la documentación de la motocicleta y a los 15 minutos teníamos al técnico que vino a cambiárnosla por otra.

Llegamos al hotel para descansar un rato y mirar información de donde ver el mejor atardecer de Bagan.

Le preguntamos al chico de recepción algunos consejos de donde poder disfrutar el atardecer con mayor intimidad, y nos dio las coordenadas de su templo favorito y nos pusimos rumbo a ello.

No hay ni que decir que el GPS en Myanmar no funciona muy bien, pero por esta zona incluso peor.

Donde ver el atardecer 

Nos perdimos unas cuantas veces, nos metimos por caminos que no debíamos, hasta que llegamos al templo indicado con tiempo de sobra.

Subimos a lo alto del templo acompañado de nuestras linternas, pues el interior estaba algo oscuro.

Estábamos totalmente solos, llevaba sin pasar nadie por ahí desde hacía algún tiempo y se respiraba tranquilidad.

Bagan templo perdido
Vistas desde el templo recomendado

El paisaje era bonito, pero había algo que no nos terminaba de convencer.

Cuando decidimos bajar, encendimos nuestras linternas y gracias a ello pudimos terminar el viaje.

¡Una gigantesca colmena de abejas colgaba del techo, y no nos dimos con ella de puro milagro!

No os podéis imaginar que sorpresa nos dimos, nos quedamos pálidos color tanaka.

Estos templos son más inhóspitos al estar abandonados  y  menos cuidados, por lo que nuestro consejo es que siempre extreméis precauciones si vais a estar solos.

Pagoda Buledi

Esto nos hizo que decidiéramos ir a ver el atardecer a otro lugar, y pusimos rumbo a nuestra segunda opción, la pagoda Buledi.

Al igual que la pagoda Shwesandaw , la pagoda Buledi cuenta con dos plantas, y aunque es turístico había menos concentración de visitantes.

El paisaje era impresionante, teníamos vistas a los templos más importantes a 360°: Htilominlo, Ananda, Thatbyinnyu, Shwegugyi y Sulamani.

Templo Htilominlo desde lejos
Vistas desde Buledi al templo Htilominlo
Atardecer desde Buledi
Vistas a Ananda, Thatbyinnyu y Shwegugyi

También podíamos ver pagodas a tutiplén.

La Pagoda Bueldi fue sin duda una buena elección y nos dejó unas fotos y unos recuerdos imborrables.

Con mucha tristeza dábamos finalizado nuestro segundo y último atardecer.

Atardecer desde Buledi
Atardecer con vistas a Sulamani

Vuelta a New Bagan

Ya con el cielo oscurecido volvimos a New Bagan.

Para no complicarnos mucho cenamos en el mismo restaurante que la noche anterior, el 7 Sisters, y volvimos a pedir comida birmana.

Al llegar al hotel llamamos al mismo taxista que nos llevó el primer día para que viniera a por nosotros sobre las 5:45 de la madrugada.

Después de un largo día, lleno de tanta alegría, tanta euforia y tanta felicidad volvimos a caer rendidos.

Nuestro vuelo salió rumbo a Heho a las 8 de la mañana, y por la ventana del avión despedimos a esta preciosa estampa de templos y pagodas que tanta paz nos había proporcionado.

Sin duda alguna Bagan es nuestro complejo monumental histórico favorito de todos los tiempos y lo será hasta el fin de nuestros días.

….Volver atrás

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte!

Write A Comment

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial

Te gusta nuestro blog? Comparte! :)